Monday, February 27, 2006

Revista política, sacar la materia a la calle

Desde hace algún tiempo viene dando vueltas en mi cabeza la idea de crear una revista de política para que la gente pueda comprender mejor qué es, cómo se creó, etc. Es decir, sociabilizar la materia -universitaria-. Más que sociabilizar, hacer que la gente tome conciencia de lo que es y participe y formule críticas constructivas. Desde ya espero sus críticas constructivas para ir mejorando esta idea y si tienen las suyas enviamelas y hagamos de esto una mujere que pare ideas.
En la época griega gran parte de sus ciudadanos conocían y medianamente comprendían y reflexionaban (más allá de Platón o Sócrates) qué era eso de la política, tender a un bien común, etc. Hoy en día, miles de años después, nos encontramos en un país en donde la gente participa (y se informa) cada vez menos de los negocios comunes. ¿La ignorancia gobierna a todas las neuronas y a la razón de gran parte de nuestros ciudadanos?
Creo que alguna vez la mayoría de nosotros escuchó -a un tercero, familiar o amigo- decir con voz fulminante que "los políticos son todos chorros", "hijos de una gran...", "hay que matarlos a todos", "que se vayan todos" o frases similares. Si a esos sujetos les preguntamos qué es el arte de la política (como todo arte necesita de teoría y práctica y su objetivo primordial es armonizar la convivencia en una sociedad por medio de un grupo de políticos que son ni mas ni menos entendidos en ciertos conocimientos dedicando su tiempo a resolver conflictos, incompatibilidades de intereses), qué tipo de democracia quieren o qué harían en esos lugares públicos estoy más que seguro que se quedarían cayados o simplemente mentirían para demostrar que son capaces de hacer cualquier cosa -que son super hombres- pero sus argumentos se cáen por su propio peso.
Si seguimos describiendo al "Ser social" argentino podemos encontrar que es común la actitud de hacerle daño al otro para que mi proyecto funcione; la mayoría de los argentinos acepta la responsabilidad (responder por los actos de uno) de los actos positivos pero se desentiende de los negativos -a veces culpando al otro- cuidando sus intereses personales; las facultades -públicas y privadas- registran records en fallidos exámenes de ingreso mas que en egresados; nuestros centros de formación (la escuela primaria, secundaria y la universidad) forman más ignorantes que personas enmancipadas de sí mismas (que pueden pensar, entender, interpretar y modificar la realidad), maduras, tenemos memoria algo fragil pero también tenemos grandes cualidades: somos emprendedores, intelectuales y profesionales de "exportación" (me gusta mas la idea de "exilio"); trabajamos por lo que queremos -hasta lograr el objetivo-; hay grandes porciones de creatividad dando vuelta; somos amables para con los extranjeros (aunque también se le intenta pasar por arriba), hay algo de desmotivación por la cosas ("que lo haga otro, total"), etc.
En resumidas cuentas, lo que nos falta más de moral y ética y saber más antes de abrir la boca. Me pregunto si no existiese la política o la democracia misma, seguiríamos existiendo en esa vuelta al estado naturaleza.
Como un acto de coherencia, madurez e inteligencia lo primero que tendriamos que hacer es reconocer el problema y verlo desde distintos ángulos para que el debate sea más constructivo que largo, infinito (como alguna que otra reunión de consorcio) y improductivo. Siento que una revista que buscaría que la gente comprenda lo básico del tipo de organización que vive y que por sobre todo intente enmancipar al individuo (aunque sea me conformo con que le inyectemos curiosidad) es una muy interesante "solución" al problema.
Ahora paso a explicarles cómo sería la revista. Lo que viene es un punteo que transcribí al Word:
Estaría escrita por jóvenes estudiantes de la materia. ¿Por qué jóvenes? En primer lugar por que tienen vocación por la hermosa disciplina que estudian, la ciencia política y las relaciones internacionales. En segundo lugar serán quienes en un presente-futuro tomen decisiones y no está mal que ellos interpreten, gracias a la escritura y crítica de la sociedad, los conceptos aprendidos. En tercer lugar para que desarrollen el perdido arte de escribir.
Habría una suerte de Consejo Directivo (“Board”) compuesto por intelectuales de diversos tipos cuya función sería guiar a los jóvenes en el mantenimiento de esta empresa. Lo que pretendo de estos hombres y mujeres es que nos guíen tanto en la confección de los contenidos como en un plano más humano (intercambiar diferencia o habilidades que ellos adquirieron los con años y que nosotros ansiamos por experimentar).

Tendría secciones (tengo alguna en mente).

No tiene que faltar una sección de críticas y consultas. Para marcar la una diferencia y aumentar la atención del lector para con nosotros es hacer que la sección abarque todas las dudas. Sería genial una sección de debates luego de algunos números después sobre los temas antes explicados. Por ejemplo viene tal entendido en la materia, se anuncia dos números antes pidiendo a la gente que arme un debate con los conceptos adquiridos. La idea es que se debata como si fuese una fluida charla. ¿Mayéutica? No creo, lejos de eso.

No tiene que tener publicidad de partidos políticos ya que eso puede llevar la idea de que los conceptos dados son tendenciosos. No quiero una revista PRO o Faena. Estaría bien publicidad de empresas de buena moral (¿cuáles?).

Fácil de leer.

Alegre (que la tapa cambie de color todas las semanas).

Algo irreverente.

El color de la tapa sea fluorescente, así se destaca por sobre el resto.

Que todos los escritores puedan ser contactados por e-mail y que si se hace la revista haya un blog donde se puede leer el día a día de su nacimiento.
Que haya una sección bibliográfica.

El tipo de papel no sé, todo depende de la plata y de quién ponga la plata (falta para buscar inversionistas).

Que tenga un índice de los temas datos (primera hoja). No como pasa con el Le Monde, luego de un tiempo necesitas buscar un artículo sobre tal idea y te vuelves loco hojeando cada número.

¿Qué más para atraer a la gente?

Sería mensual (retrasa, deja sin curiosidad por lo que viene. Es como esperar al mes siguiente para la clase que tanto te gusta) o quincenal (atrae más, deja con más ganas de seguir los temas).

0 Comments:

Post a Comment

<< Home